Novedades
Inicio / Jutbas / Los signos de la rectitud en la vida | La conciencia viva

Los signos de la rectitud en la vida | La conciencia viva

Los signos de la conciencia viva

La naturaleza (12)

Introducción: La palabra signo es la que distingue las cosas entre sí. Cuando observas a un hombre o a una mujer reconoces su género instintivamente. Esto sucede porque cada uno tiene rasgos particulares que lo distingue del opuesto. Así sucede con la conciencia viva y justa, tiene signos que la distinguen de la conciencia corrupta. Pregunta: ¿Cuáles son los signos de la conciencia recuperada? ¿O cuáles son los signos de la conciencia viva? La respuesta será nuestro tema de hoy.
En los sermones anteriores hemos tratado tres signos: el primero, admitir la culpabilidad y el error sin justificarlos, el segundo, decir la verdad y, el tercero, la aceptación de la verdad. Y hoy añadimos el cuarto signo: la rectitud en la vida. 

Primero: la rectitud en la vida mundanal

1: La conciencia viva es seria en la vida: es aquella que no necesita quien le empuje hacia la responsabilidad. Lo que realmente le motiva es el calor de la seriedad desde dentro y así ejerce sus responsabilidades espontáneamente y con amor. El Corán cuenta la historia de Dul Karnayn: se quejaron ante él, buscando su ayuda, gente de una tribu oprimida por parte de Gog y Magog. Al no tener poder para entrar en guerra con ellos, le pidieron construir una muralla entre ellos y él aceptó. A cambio solo puso una condición: deben ser responsables: Dijo Subhanah:

(فَأَعِينُونِي بِقُوَّةٍ أَجْعَلْ بَيْنَكُمْ وَبَيْنَهُمْ رَدْمًا * آتُونِي زُبَرَ الْحَدِيدِ حَتَّى إِذَا سَاوَى بَيْنَ الصَّدَفَيْنِ قَالَ انْفُخُوا حَتَّى إِذَا جَعَلَهُ نَارًا قَالَ آتُونِي أُفْرِغْ عَلَيْهِ قِطْرًا) (الكهف: (95ــ96)

Respondió: “¡Aquello en lo que mi Sustentador me ha establecido es mejor [que lo que vosotros me pudierais dar]; así pues, ayudadme con vuestra fuerza [de trabajo, y] levantaré una muralla entre vosotros y ellos! (95) ¡Traedme piezas de hierro!” Luego, una vez que hubo [armado el hierro y] tapiado el espacio entre las dos laderas, dijo: “¡[Encended un fuego y] aplicad vuestros fuelles!” Luego, cuando consiguió ponerlo [incandescente] como un fuego, [les] ordenó: “¡Traedme bronce fundido para echarlo encima!” (18:96).

¿Cuál fue el resultado ¿les protegió del mal, de la injusticia y de la corrupción? Dijo Subhanah:

(فَمَا اسْطَاعُوا أَنْ يَظْهَرُوهُ وَمَا اسْتَطَاعُوا لَهُ نَقْبًا) (الكهف:97)

Y así [quedó erigida la muralla, y] sus enemigos no pudieron escalarla, ni tampoco perforarla. (18:97)

Seriedad en la responsabilidad mundanal: El Mensajero de Dios educó a los musulmanes sobre la seriedad, el trabajo, la dignidad y prescindir de las personas. Anas bno Malik (que Allah esté complacido con él) dijo: “Un hombre de los Ansar (Medinense) vino al Profeta saws pidiendo dinero o comida, el profeta saws le preguntó:” ¿tienes algo en tu casa? Él respondió: “sí, una manta y un jarrón”, el profeta saws le hizo traerlos, los tomó y preguntó a los que ahí estaban: ‘¿Quién los compra?’ Un hombre dijo:” Me los llevo por un dirham “. el profeta saws dijo ¿quién da más?, un hombre dijo, “me los llevo por 2 dirhams”, el profeta saws aceptó, tomó los dos Dirhams, los entregó este hombre Ansar y le dijo: “con un Dirham compra comida para tu familia y con el otro cómprate un hacha, ves a cortar leña, véndela y no quiero verte durante 15 días”. cuando regresó ya tenía acumulados 10 dirhams y había comprado comida y ropa, entonces El Profeta saws le dijo: “Esto es mejor para ti que venir con un signo feo en tu cara en el Día de la Resurrección”. (Abu Daoud). 

Segundo: la rectitud en la religión:

1: La conciencia viva está firme en la moderación: es equilibrada, no se excede ni es insuficiente, no opta por el radicalismo ni por el libertinaje y está siempre ligada a los valores de la fe, la justicia, la honestidad y la veracidad.

Sufyan al-Thaqafi (que Allah esté complacido con él) dijo: “Oh, Mensajero de Allah, dime algo en el Islam que no necesite preguntar a nadie más que a ti”. Él dijo: “di, creo en Allah y se recto.” Significa rectitud del corazón, del comportamiento y de los modales, el profeta saws añadió: “la fe del hombre no se endereza hasta que su corazón se endereza y su corazón no se endereza hasta que su lengua se endereza”. (Ahmad).

2: la conciencia viva está firme en el bien:  Dijo Subhanah:

(أُولَئِكَ يُسَارِعُونَ فِي الْخَيْرَاتِ وَهُمْ لَهَا سَابِقُونَ) (المؤمنون:61)

¡Esos son los que compiten entre sí en hacer buenas obras, y esos son los que superan en ello [a todos los demás]! (23:61)

Narra Abu Huraira que el enviado de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, preguntó: “¿Quién de vosotros está ayunando hoy?”. Abu Bakr dijo: Yo. Dijo: “¿Quién de vosotros ha asistido a un entierro?”. Abu Bakr dijo: Yo. Dijo: “¿Quién de vosotros ha dado de comer a un pobre hoy? Abu Bakr dijo: Yo.  Dijo: “¿Quién de vosotros ha visitado a un enfermo hoy?” Abu Bakr dijo: Yo. Entonces el Mensajero de Allah –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: “El que reúne estas cualidades debe entrar al Paraíso”. Muslim.

 

Conclusión: ¡Querido musulmán! has de saber que la conciencia viva es la vida. Un ser humano sin conciencia es un ser humano muerto, sin vida, tal como Dijo Subhanah:

(أَوَمَنْ كَانَ مَيْتًا فَأَحْيَيْنَاهُ وَجَعَلْنَا لَهُ نُورًا يَمْشِي بِهِ فِي النَّاسِ كَمَنْ مَثَلُهُ فِي الظُّلُمَاتِ لَيْسَ بِخَارِجٍ مِنْهَا) (الأنعام:122)

¿ES ACASO aquel que estaba muerto [en espíritu] y al que dimos vida, y al que asignamos una luz para que pueda ver su camino entre los hombres –igual que quien está [perdido] entre tinieblas, de las que no puede salir?[Pero] así es: gratas les parecen sus acciones a quienes niegan la verdad. (6:122).

Haz que tu conciencia esté viva, así no serás de los perdedores de este mundo, ni de los arrepentidos en la otra vida.

Alabado sea Allah, El Sustentador de todos los mundos.

 

Jutbat el viernes 07/03/2019 por Sheij Mahmoud Yaafar

Sobre WebCCIC

Mirar también

Rayab | El mes del llamamiento a la paz

Paradas en el mes de Rayab Un llamamiento a la paz  Introducción: ha llegado el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *