Novedades
Inicio / Jutbas / El nacimiento del profeta. La vida de los hijos del profeta Muhammad (saws)

El nacimiento del profeta. La vida de los hijos del profeta Muhammad (saws)

Jutbat el viernes 15/12/2017 con Sheikh Mahmoud Gaafar

El nacimiento del profeta

La vida de los hijos del profeta Muhammad (saws)(3)

 

Introducción: No hay padre que no desee en esta vida a sus hijos la comodidad y la facilidad; la fama y el aprecio; los Dírhams y los dinares. Pregunta: ¿Cómo fue la vida de los hijos del Profeta Muhammad saws, líder y gobernante de la ciudad de Medina. La respuesta será nuestro tema de hoy.

1.- El matrimonio de Fátima que Allah este complacido con ella: Ali Bno Abi Taleb que Allah este complacido con el pidió permiso para entrar a casa del profeta saws, entró y permaneció callado, el profeta saws le dijo: “creo que viniste para pedirme la mano de Fátima” Ali respondió: “si”, el profeta saws le preguntó:”¿ tienes su dote?” Respondió: “juro por Allah que no tengo nada”, el profeta saws le dijo: “¿y dónde está tu escudo? Este será su dote, envíaselo a ella”. Así era la dote de Fátima hija del profeta saws, quien acertó cuando dijo: “las mujeres más benditas son aquellas de dotes más asequibles”.

2.- El mobiliario de su hogar: un sofá de barro cubierto con una piel de cordero, una almohada rellena con fibra de palmera, una cama hecha con hojas de palmera y una almohada de cuero rellena con fibra vegetal. La cocina estaba formada por un pequeño molino de harina, una vasija de barro, un cuenco para comida y dos vasos.

3.- Fátima en casa de su marido: no vivía  la vida de los lujos, sin criadas ni sirvientes. Fátima molía la cebada con el molino y amasaba y horneaba. Ali trabajaba con un camello en el riego. Un día entró cansado y agotado, miró a Fátima y vio el impacto del molino en sus manos, dijo: “Fátima, ve a tu padre y pídele un sirviente, eres su hija, la más querida y cercana a su corazón.

4.-Fátima fue a ver a su padre pero cuando entró, por timidez, no pudo pedirle nada  y regresó. Ali entonces decidió que fueran juntos. Ali le dijo al profeta saws: “Oh mensajero de Allah me he cansado del riego”, y dijo Fátima “y yo de tanto moler con el molino hasta que se me rajaron las manos, danos un sirviente”. El profeta saws les dijo: “juro por Allah que no os daré nada, no puedo dejar a  los pobres con hambre sin encontrar nada a ofrecerles”.

5.- Ali y Fátima regresan y después de la oración del Ishaa el profeta saws les visitó, se sentó entre ellos y les dijo: “¿acaso no queréis que os enseñe que es mejor que un sirviente?” Dijeron que sí, entonces les dijo: “cuando vayáis a vuestra cama  repetid treinta y tres veces Subhanallah (Glorificado sea Allah), treinta y tres veces Alhamdulillah (Alabado sea Allah)  y treinta y cuatro veces Allahu Akbar (Allah es el más Grande)”.

Conclusión: ¡Oh musulmán! has de saber que el profeta Muhammad saws, el líder y gobernador de Medina, murió y no dejó miles, ni millones, ni tierras, ni bienes inmuebles, ni coches, ni aviones. Aisha, que Allah esté complacido con ella dijo: “el profeta saws no dejo ni un Dírham ni un Dinar, ni una oveja ni un testamento”.

 

Alabado Sea Allah, El Sustentador de todos los mundos.

Sobre WebCCIC

Mirar también

Rayab | El mes del llamamiento a la paz

Paradas en el mes de Rayab Un llamamiento a la paz  Introducción: ha llegado el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *